Candidiasis Intestinal

Desactivado Por Elianys Perez
Por favor comparte el artículo

La candidiasis intestinal es originada por la presencia descontrolada del hongo Candida Albicans en nuestro organismo. Es considerada por muchos de los expertos como una de las infecciones más comunes que afecta sobremanera el cuerpo humano.

Aparece, sobre todo, en personas cuyo sistema inmunológico es bastante débil, por lo que se requiere la atención inmediata de un médico al presentar los primeros síntomas, quien no solo deberá evaluar y tratar la infección como tal, sino aquello que la origina.

¿Por qué se origina la Candidiasis Intestinal?

1.- Por los malos hábitos de alimentación, los cuales podrían acarrear debilitamiento del sistema inmunológico.

Si deseas curar rápidamente la infección por candida albicans u otro hongo en tu cuerpo, Haz Click Aquí y conocerás el método exacto que te aseguro hará que tus malestares como ardor, picazón, flujo vaginal u otro síntoma que presentes sea cosa del pasado en muy poco tiempo.

2.- Beber agua directamente del grifo. Esta costumbre haría que la infección micótica perjudique su salud. La razón es que el alto contenido de cloro y cal, utilizado durante el proceso de potabilización de agua, pudiera afectar la flora intestinal y, por consiguiente, las defensas.

3.- El aumento de los niveles hormonales producto del embarazo. Por ello existe una resistencia a la insulina y, por lo tanto, incremento de la glucosa en la sangre, por lo que la Candida Albicans podría reproducirse velozmente.

4.- Medicamentos. El uso de cortisona y antibióticos es otra de las causas de la infección intestinal por candidiasis. También los anticonceptivos como una forma de bajar las defensas haciendo de la persona propensa a padecer de candidiasis intestinal.

Síntomas de Candidiasis Intestinal

candidiasis intestinal

candidiasis intestinal

Los síntomas pueden ser varios, así que si presenta la enfermedad pudiera padecer de:

1.- Sensación de pesadez en el estómago.
2.- Ardor y reflujo.
3.- Sequedad en la boca.
4.- Diarrea.
5.- Estreñimiento.
6.- Gases acumulados.
7.- Dolor de cabeza.
8.- Problemas para digerir los alimentos.
9.- Debilidad.

Tratamiento

Para esta desagradable y molesta infección existen tratamientos que puede aplicar y que, seguramente, le servirán para ir mejorando. Es recomendable los antimicóticos o antifúngicos como principales fármacos para erradicar la infección y evitar el desarrollo de los hongos.

Aproveche y tome remedios del tipo probióticos para regular la flora intestinal. Recuerde siempre consultar al médico de confianza para que le ayude a escoger cuál es el mejor tratamiento. No olvide revisar los alimentos que está ingiriendo ya que este es un paso importante en el tratamiento de la candidiasis en los intestinos ya que contribuirá a mejorar su estado de salud eliminando el exceso de la levadura causante de su infección.

Pasos de la dieta que debe seguir como parte del tratamiento:

1.- Debe realizar una limpieza en los intestinos tomando mucha agua durante el día. Son recomendables las bebidas diuréticas y también las desintoxicantes. En esta etapa puede comer cosas ligeras, entiéndase ensalada, arroz, pescado y pollo a la plancha. Intente también las verduras al vapor.

2.- Las dietas antihongos son otro de los pasos a seguir. En ella incluya legumbres, pescados, carnes blancas, cereales sin gluten y verduras.

3.- Evite consumir productos con azúcar, este es el alimento favorito de la Candida Albicans. Las carnes rojas pueden ser nocivas y retrasan cualquier mejora. Trate de no comer frutas ricas en fructosa, harinas, productos con levadura, alcohol, entre otros.

Una vez que el médico haya decidido que se encuentra en perfecto estado y que la infección ha sanado, podrá ir incluyendo poco a poco los alimentos que antes consumía.

Los aceites de coco y palma también han demostrado eficacia al momento de tratar de forma natural la candidiasis intestital. Como son ácidos grasos saturados, tienen las propiedades para eliminar los hongos y sus consecuencias. No tome más de 3600 miligramos al día. Agregue un poco a cada comida.

También pruebe con el aceite de ricino. Solo con 1000 miligramos diarios y divida la dosis en cuatro comidas.

Por favor comparte el artículo