Candidiasis Esofágica – Síntomas y Tratamiento de la Infección

Desactivado Por Elianys Perez
Por favor comparte el artículo

La candidiasis esofágica, también conocida como esofagitis por cándida, es una infección micótica en el área del esófago. Esta infección por lo general se desarrolla en pacientes con un sistema inmune debilitado, incluyendo a pacientes que padecen de leucemia o linfoma, los que están bajo tratamientos de quimioterapia o medicamentos inmunosupresores y pacientes portadores de Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Los centros para el control y prevención de enfermedades relacionan la esofagitis por candida como una enfermedad asociada al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Por lo tanto, cualquier infectado con VIH que llegue a desarrollar esta infección, se considera que padece de SIDA. La candidiasis esofágica puede no mostrar síntomas o se presenta con síntomas en algunas zonas del esófago.

Síntomas de la candidiasis esofágica

CANDIDIASIS ESOFÁGICA

Si deseas curar rápidamente la infección por candida albicans u otro hongo en tu cuerpo, Haz Click Aquí y conocerás el método exacto que te aseguro hará que tus malestares como ardor, picazón, flujo vaginal u otro síntoma que presentes sea cosa del pasado en muy poco tiempo.

 

  • Dolor al Tragar

Estudios realizados informan que el dolor al deglutir es un síntoma común que se exhibe con la candidiasis esofágica. Un dolor muy fuerte puede llegar a limitar la ingesta de alimentos y bebidas.

Se ha determinado que el riesgo de que se llegue a desarrollar una candidiasis esofágica entre los pacientes infectados con VIH se incrementa de forma importante cuando el conteo de células CD4+ resulta ser menor a 200. También se ha informado que del 85% al 90% de los pacientes dan respuesta al tratamiento antimicótico en una o dos semanas.

  • Dificultad para Tragar

Los pacientes con candidiasis esofágica pueden llegar a tener problemas para tragar. Los pacientes indican tener la impresión de que algo se obstruye en el esófago. La cándida va formando placas a lo largo de todo el tejido de revestimiento del esófago, lo cual puede llegar a ocasionar úlceras o llagas abiertas en la pared del esófago.

Los casos más graves de esofagitis cuyos pacientes no han estado bajo tratamiento, pueden llegar a presentar una perforación, un orificio en el esófago. Esta complicación requiere atención médica urgente.

  • Dolor en el Pecho

La esofagitis por cándida puede llegar a causar dolor fogoso en el pecho por detrás del esternón. A pesar de que la cándida es la causa más frecuente de esofagitis entre los pacientes portadores de VIH, algunos otros agentes infecciosos también pueden llegar a causar esofagitis en este grupo de pacientes.

Se ha determinado que el citomegalovirus y el virus del herpes simple son otras probables causas de la esofagitis asociada al VIH. Ciertamente, los síntomas presentados en el esófago son los mismos respecto al agente ocasional subyacente.

  • Lesiones en la Boca

Se ha establecido que muchos de los pacientes que padecen de esofagitis por cándida también padecen de candidiasis orofaríngea. Los síntomas propios de la candidiasis orofaríngea incluyen placas de color blanco en el área de la lengua, en la parte interior de las mejillas o en el cielo de la boca, disminución del sentido del gusto, encías que sangran con facilidad y heridas que no sanan en las esquinas de la boca.

Basta con los primeros síntomas esofágicos en presencia de la candidiasis orofaríngea para poder realizar un diagnóstico inicial de esofagitis por cándida.

Esta afección por lo general es una indicación de un sistema inmune debilitado. Los siguientes factores incrementan el riesgo de infecciones por cándida:

  • Pacientes portadores de VIH /SIDA
  • Pacientes bajo tratamientos de quimioterapia
  • Pacientes con diabetes
  • Pacientes con leucemia o linfoma
  • Pacientes que han recibido trasplantes de órganos
  • Otros problemas de salud o patologías que inhiben o debilitan el sistema inmune.

Si el paciente sufre de un sistema inmune debilitado, y si padece de candidiasis bucal lo hace más propenso a contraer esofagitis por cándida.

Tratamiento de la candidiasis esofágica

En la mayor parte de los pacientes, los fármacos antifúngicos como el fluconazol (su uso es por vía oral) o la anfotericina (se administra mediante inyección), pueden ser de gran ayuda para controlar la infección.

Muchos pacientes requieren de la ayuda de otros medicamentos por prolongado tiempo para inhibir el hongo y evitar otra infección. Algunos pacientes necesitan de la ayuda de analgésicos para tranquilizar los dolores y las molestias causadas por esta infección.

Además, la mayor parte de pacientes que padecen esofagitis por cándida deben recibir tratamiento por un prolongado período de tiempo para retirar el hongo y evitar posibles reincidencias.

También se puede optar por algunos de estos remedios naturales para apaciguar los síntomas o molestias de esta infección:

  • Jugo de aloe vera.
  • Vinagre de manzana diluido en agua, ingerir antes de cada comida.
  • Consumir manzanas rojas impide que los ácidos estomacales se regresen y produzcan inflamación o irritación.
Por favor comparte el artículo