Candidiasis en el Embarazo

Desactivado Por Elianys Perez
Por favor comparte el artículo

La candidiasis es un tipo de infección en la vagina que es especialmente frecuente en las mujeres embarazadas. Esta afección, también conocida vaginitis candidiásica, es causada por un hongo microscópico del género candida, específicamente del tipo candida albicans.

No es infrencuente tener una limitada cantidad de estas levaduras en ciertas partes del organismo, como en la vagina y en el conducto intestinal. Estos hongos llegan a ser un problema cuando se proliferan muy rápidamente y consiguen predominar frente a otros microorganismos.

¿Por qué las Embarazadas son Propensas a Desarrollar Candidiasis?

infección por candida albicans en etapa de gestacion

candidiasis en el embarazo

Durante la gestación, los altos niveles de la hormona estrógeno ocasiona que la vagina produzca más glucógeno, y esto a su vez favorece que las levaduras de la cándida, proliferen en esta zona. Algunos expertos aseguran que esta hormona podría tener una consecuencia directo en la candidiasis, ocasionando que los hongos se reproduzcan más rápido y se adhieran más fácilmente a las paredes vaginales.

Si deseas curar rápidamente la infección por candida albicans u otro hongo en tu cuerpo, Haz Click Aquí y conocerás el método exacto que te aseguro hará que tus malestares como ardor, picazón, flujo vaginal u otro síntoma que presentes sea cosa del pasado en muy poco tiempo.

Del mismo modo, es muy posible contraer esta infección durante el consumo de antibióticos, principalmente si se toman frecuentemente o durante un prolongado periodo de tiempo. Esto se debe a que estos fármacos, además de acabar con los agentes infecciosos que está combatiendo, pueden llegar a afectar a las bacterias que por lo general protegen la vagina, lo que permite que las levaduras de la cándida proliferen demasiado.

Síntomas de la Infección Vaginal

Si presentas los síntomas de una infección vaginal por cándida, es muy posible estos sean bastante molestos, y no cesarán hasta recibir tratamiento para esa afección. Puede ocurrir que los síntomas desaparezcan por sí mismos. Los síntomas pueden incluir:

  • Prurito, inflamación, dolor, ardor y enrojecimiento de la vagina y los labios vaginales.
  • Flujo vaginal sin olor, de aspecto blanquecino, cremoso o grumoso.
  • Molestia o dolor durante el acto sexual.
  • Ardor y dolor al orinar.

Si sospechas que padeces de esta infección, convérsalo con tu médico. Este procederá a tomar una muestra del flujo vaginal para analizarlo en un microscopio mediante un estudio citológico, y se determinará un diagnóstico definitivo.

Tratamiento para la Candidiasis en el Embarazo

Si padeces de candidiasis vaginal, tu médico te prescribirá algún fármaco o te recomendará alguna una pomada o supositorio antimicótico de venta sin receta médica, que garantice seguridad durante el embarazo.

Los imidazoles son la mejor opción para este tipo de infecciones, pero pacientes embarazadas pueden necesitar tratamientos por un período más largo de tiempo. Los imidazoles (como el clotrimazol) funcionan mucho mejor que los tratamientos más anticuados como la nistatina y el hidrargafeno.

Los tratamientos llevados a cabos por un mayor tiempo (siete días) dieron resultados en más del 90% de las pacientes, mientras que los tratamientos por un menor tiempo (cuatro días) sólo funcionaron aproximadamente con la mitad de los casos.

Deberás introducir la pomada o supositorio dentro de tu canal vaginal por siete días seguidos, de preferencia antes de dormir por las noches, para evitar que se salga. También es recomendable aplicar un poco de pomada antimicótica en la zona exterior de la vagina.

Posiblemente pasarán algunos días de tratamiento antes de que empiece a hacer efecto. Mientras tanto, puedes apaciguar la picazón aplicándote una bolsa de hielo en la zona afectada o bañándote durante diez minutos en una tina con agua fresca.

Si el tratamiento te irrita o no parece tener ningún efecto positivo, coméntaselo al médico. Probablemente te tenga que prescribir un fármaco diferente. Asegúrate de seguir al pie de la letra el tratamiento para que la infección pueda desaparecer.

Tal vez te parece que ir al médico no es necesario cuando los medicamentos antimicóticos para tratar la candidiasis no necesitan prescripción médica, pero es importante realizar un diagnóstico médico definitivo.

Algunos estudios señalan que gran parte de las pacientes que se auto medican por una supuesta infección vaginal por cándida, sin antes consultar con un médico, se autodiganostican de manera equivocada. En consecuencia, se retrasa el tratamiento correcto.

Es posible que la causa de los síntomas pueda ser una enfermedad de transmisión sexual en lugar de una infección micótica, o que padezcas de ambas cosas.

La candidiasis vaginal no causará daños ni afectará a tu bebé de ninguna manera durante el embarazo. Sin embargo, si padeces de una infección durante el momento del nacimiento, es posible que el bebé pueda contraerla. Si esto sucede, pueden desarrollarse levaduras del género cándida en su boca, lo que se conoce como candidiasis bucal.

Por favor comparte el artículo